595-JUAN CORREA DE VIVAR (Mascaraque. Toledo. c. 1510-1566)

110.000,00 €
595-JUAN CORREA DE VIVAR (Mascaraque, Toledo, c. 1510-1566)
La Piedad
Óleo sobre tabla.
Medidas: 209 x 170 cm.

Procedencia: Colección Manuel González.

Bibliografía de la obra:
-Mateo Gómez, Isabel, Nuevas obras de Juan Correa de Vivar y su círculo, Revista Academia, 1994, primer semestre, nº 78, pp. 295-313, figs. 14, 15 y 16.

Obra inscrita en el Inventario General de Bienes Muebles del Patrimonio Histórico Español (I-M01-5117), con permiso de exportación temporal con posibilidad de venta desde abril de 2018.

Una de las figuras más relevantes de la pintura renacentista española es Juan Correa de Vivar. Discípulo del pintor Juan de Borgoña, en su pintura se observa una clara evolución desde un estilo juvenil ecléctico, en el que conviven tanto influencias hispanas como nórdicas, hacia un estilo propio mucho más maduro y personal, que se evidencia a partir de 1540, en el que su paleta cromática se aclara, aparecen sus típicas tonalidades tornasoladas y sus modelos muestran la influencia de los de Rafael, posiblemente a través del conocimiento de la pintura de Joan de Joanes.

Ya en la última década de su vida, Juan Correa incorporó a su estilo nuevas influencias de otros maestros de la pintura española del siglo XVI, como: Luis de Morales, Alonso Berruguete y Juan de Villoldo. Del primero toma algunos aspectos de su sensibilidad, haciéndose evidente en el dramatismo de las expresiones faciales de sus personajes, mientras que de los últimos tomó el canon alargado de sus figuras, mostrando en sus últimas obras un Manierismo mucho más avanzado.

Todos estos elementos se aprecian en esta importante y hermosa tabla que representa el tema iconográfico de la Piedad, también conocido como Lamentación sobre Cristo muerto o Planctus Mariae. Esta obra fue dada a conocer por Isabel Mateo a comienzos de la década de los 90, en un completo estudio que recogía diferentes obras del corpus del pintor; aunque algunos años atrás ya había sido citada por Camón Aznar quien señaló la existencia de una Piedad de Correa en la colección de madrileña de Manuel González (Pintura Española del Siglo XVI, 1970, p. 157). En su estudio, Isabel Mateo, situó su fecha de ejecución en la década de los sesenta del siglo XVI teniendo en cuenta factores como el dramático amaneramiento de las expresiones de los personajes, y los paisajes abundantes en escenas a menor tamaño que hacen referencia al tema principal; poniéndola en relación con el Calvario de la iglesia del Salvador de Toledo.

Sobre su procedencia, la experta en Correa señaló que la obra procede del convento de San Clemente el Real de Toledo, debiendo cumplir la función de un altar de estación en el claustro. La monja bernarda que figura arrodillada en el ángulo inferior derecho debe de ser, sin lugar a dudas, un retrato de la benefactora de la obra.

Queremos dejar constancia de nuestro agradecimiento a doña Isabel Mateo Gómez por su ayuda en la catalogación de esta obra.

Salida: 110.000,00 Euros. (18.302.460 Ptas.)
Escribir Su propia reseña
Only registered users can write reviews. Please, Sign in or create an account