723-ESCUELA VALENCIANA S. XV

40.000,00 €

723-ESCUELA VALENCIANA S. XV
Adoración de los pastores
Temple, óleo y pan de oro sobre tabla.
Medidas pintura: 96 x 60; Medidas marco: 112 x 70 cm.
Marco en madera tallada y dorada de tracería gótica.

Bibliografía: GONZÁLEZ MARTÍ, Manuel. Cerámica del levante español, Barcelona, circa 1952, tomo III, p. 616; MARCO GARCÍA, Víctor. La colección de pintura antigua del Museo Nacional de Cerámica y Artes Suntuarias González Martí de Valencia, en Ars Longa, n.º 19, 2010, pp. 95-108.

Procedencia: Valencia, colección Manuel González Martí.

Salida: 40.000,00 Euros. (6.655.440 Ptas.)


Esta hermosa tabla que representa la Adoración de los pastores procede de la colección de don Manuel González Martí (Valencia, 1877-1972), erudito de reconocido prestigio y fundador del Museo Nacional de Cerámica. Su colección, conocida principalmente por la cerámica, también albergaba importante piezas de pintura entre las que se encontraba esta tabla gótica. Sus propias investigaciones le llevaron a identificar a su autor con el pintor Valentí Montoliu, activo en la diócesis de Tortosa en la segunda mitad del siglo XV. Para formular su atribución, el erudito se basó en una serie de detalles como: el empastado de las carnes, la tela espolinada que viste la Virgen, la sotana rojo encendido que lleva san José y la escena naturalista del fondo en la que aparece representado el anuncio del ángel a los pastores. Como pusimos de manifiesto hace ya una década, es una obra que también presenta paralelismos estilísticos con la producción del pintor Joan Reixac, especialmente al compararla con un Nacimiento conservado en colección particular. En ambas composiciones se repite la misma fórmula de colocar al Niño desnudo y tendido en el suelo con una aureola de rayos, dirigiendo su mirada hacia la Virgen que lo contempla arrodillada y con las manos juntas en señal de oración. Este tipo de representaciones, de influencia flamenca e inspiradas en las revelaciones de Santa Brígida, contrastaban con los ejemplos del gótico internacional en Valencia, en los que el Niño aparecía fajado y colocado en un pesebre. Las coincidencias entre ambas pinturas no se deben únicamente a que se inspiran en una misma fuente literaria. Poseen otros rasgos en común que las acercan aún más, como la aparición de una ventana en forma de triángulo en la parte alta del pesebre o el gran vano practicado en el muro que permite la contemplación de las bestias.

Escribir Su propia reseña
Only registered users can write reviews. Please, Sign in or create an account